Embalaje y expedición

Las fases de embalaje son fundamentales con el fin de proteger el producto durante las fases de transporte y desplazamiento en modo que el producto permanezca íntegro hasta su uso final.

Esta fase crítica ha sido confiada a robots que reagrupan en pallet en modo de obtener el mejor de los resultados.

El almacén, con los productos semiconfeccionados y acabados, se encuentra ubicado en un espacio de 12.000 m.² que permite una rápida expedición de los pedidos.

El almacén que ocupa un área de 12.000 m.² está siempre provisto de todos los artículos del catálogo.

Esto favorece una fácil y veloz preparación de los pedidos que, gracias también a la organización, son despachados en tiempos cada vez más breves.

Una flota de 8 trenes automotores para suministrar un servicio rápido, personalizado y sin contratiempos.